Instituciones educativas

Mail info@centropedagogico.org.ar

ASESORAMIENTO A INSTITUCIONES EDUCATIVAS

Brindamos asesoramiento y acompañamiento a instituciones educativas mediante:

  • Trabajo y asesoría en los ámbitos Pedagógico (Académico y Formativo), de Gestión (Docente e Institucional), Liderazgo (Formación y Capacitación) y Pastoral (basada en la espiritualidad de Schoenstatt).
  • Capacitaciones presenciales desarrolladas por el equipo docente del Centro.

 

CIRCULO DE COLEGIOS KENTENIJIANOS              

El Círculo de Colegios Kentenijianos (CCK) del Centro Pedagógico José Kentenich (CPJK) fue formado en 1997 con el objetivo de promover y fortalecer, en las instituciones educativas que lo integran, el desarrollo de la educación fundada en las ideas pedagógicas del Padre José Kentenich. El CCK conforma, a su vez, un espacio de intercambio y crecimiento mutuo tendientes a alcanzar el objetivo.

El CCK como proyecto del CPJK es un espacio para desarrollar conjuntamente iniciativas, líneas de análisis, implementación de trabajos y el intercambio en los ámbitos pedagógico, de gestión y capacitación. El enriquecimiento por las diversas experiencias de los colegios, compartiendo y planteando inquietudes y abordando todo esto desde la pedagogía kentenijiana, quiere contribuir a fortalecer esta identidad tanto en la institución, como en los directivos y docentes.

PRINCIPIOS DE LOS COLEGIOS KENTENIJIANOS

Totalidad orgánica. La educación es un proceso integral que abarca la inteligencia, la voluntad y los afectos; el cuerpo, el alma y el espíritu.

Servicio a la vida. Entendemos la educación como un servicio desinteresado a la persona y misión del educando.

Autoridad moral. Los directivos la adquieren y ejercitan a través de su coherencia de vida, el servicio abnegado y la idoneidad para la tarea. Los orienta el ejemplo del Buen Pastor, en cuya persona se espejan.

Libertad. En un colegio kentenijiano se respira un clima de libertad y se educa a la libertad. Las motivaciones y estímulos compensan la ausencia de excesivas normas, según el principio: “Libertad todo cuanto sea posible, obligaciones las necesarias y por sobre todo máximo cultivo del espíritu”.

Respeto y confianza. La educación supone el respeto mutuo del educador y el educando. Confiamos en la bondad originaria del educando y apostamos a ella a pesar de las desilusiones y fracasos.

Ideal. Educar es acompañar al educando para que descubra su misión original en el mundo y la concrete. Ésta se fundamenta en sus talentos y fortalezas, como en la superación de sus debilidades.

Vínculos. Cultivamos el organismo de vinculaciones como el medio pedagógico por excelencia. Con los vínculos a las personas, los valores y lugares tejemos una red que sostiene y estimula el proceso educativo.

Proyección. El colegio kentenijiano quiere despertar personalidades líderes que sean creadoras de historia y que vivan “con la mano en el pulso del tiempo y el oído en el corazón de Dios”.

Naturaleza y gracia. La gracia presupone la naturaleza, la eleva, perfecciona y sana. Para esto se buscará integrar la naturaleza del educando y abrir su corazón a la gracia y el amor del Dios Trino.

Espiritualidad kentenijiana. Se cultivará el crecimiento orgánico en la Alianza de Amor con María. Ella es el caso preclaro de la personalidad armónica y redimida. Se cultivará también la vinculación al Santuario y la apertura al carisma y las orientaciones del Padre Kentenich.