Jornada Pedagógica

Mail info@centropedagogico.org.ar

100 años de experiencia pedagógica: Herencia – Vivencia – Misión

La inquietud del Centro Pedagógico José Kentenich fue celebrar los 100 años de Schoenstatt como una “memoria” que entresaca de la historia tesoros pedagógicos, una “vivencia” que es actual y una “misión” que proyecta la pedagogía del P. Kentenich hacia adelante.
Provenientes de diversas provincias argentinas y también de Ecuador, Chile, Paraguay, Uruguay y Puerto Rico, más de 200 participantes del Congreso Pedagógico Internacional que se desarrolló del 16 al 18 de agosto en Nuevo Schoenstatt, Florencio Varela,aceptaron el desafío y compartieron experiencias de sus propias comunidades.

Por las mañanas, diversos conferencistas ilustraron facetas del carisma kentenijiano:El P. Guillermo Carmona desarrolló “Una herencia para ser vivida”. Describió estaherencia en cinco elementos:

1. Sólo crecemos en la vida si tenemos grandes sueños.

2. Los hombres necesitamos de una red que nos contenga.

3. Todos necesitamos alguien en quien espejarnos.

4. No hay cambio social sin cambio del corazón.

5. Lo humano y lo divino se dan la mano

El testimonio de la Hna. Petra Schnuerer sobre “¿Cómo educaba el Padre Kentenich?” fue muy impactante, dada su maestría en el relato. Ella compartió historias del ayer, que se presentaban como vivas y actuales para los oyentes. Relató sus propias experiencias  de cómo el Padre Fundador la educó durante los 3 años que fuera su secretaria en Milwaukee. Se refirió a él como “un educador amoroso y firme que educaba con el ejemplo. Todo lo que transmitía previamente lo había experimentado.

El estado actual de la educación en Argentina y el mundo fue descripto por el Dr. Guillermo Jaim Etcheverry, ex rector de la Universidad de Buenos Aires. Luego de esa descripción bastante crítica, el P. Ángel Strada presentó “La vigencia actual del carismapedagógico kentenijiano”.

“La integración Latinoamericana, un sueño del P. Kentenich” fue el tema propuesto por el P. Guillermo Carmona y Rodrigo Inostroza, (docente chileno) y los “Desafíos para los próximos 100 años” fueron planteados por el P. Francisco Pistilli con una mirada esperanzadora y crítica sobre el futuro.

El P. Javier Arteaga logró en una breve ponencia, una excelente síntesis sobre la espiritualidad kentenijiana que sustenta su pedagogía de Schoenstatt.

Una novedad en este evento fue la “Carpa Pedagógica”, levantada especialmente para el Congreso. Por las tardes, se presentaron manifestaciones artísticas y culturales de los colegios que integran la red de colegios kentenijianos y el colegio Mater Ter Admirabilis, de Buenos Aires. Allí hubo música, títeres, videos y muestras plásticas con una granparticipación de público del Congreso y peregrinos que visitaban Nuevo Schoenstatt.

Los paneles y talleres de la tarde ayudaron a ver la encarnación de los principiosbrindados por la mañana. Los panelistas presentaron, desde un prisma pedagógico,a personas significativas de la historia de Schoenstatt: Juan Francisco Viñas presentóa José Engling, Patricia García Castro describió a la primera mujer en Schoenstatt: Gertraud von Bouillon; la Hna. Emilie Engel fue presentada por la Hna. M. Paula y Ana Echevarría habló sobre Don Joao Pozzobon.

Los talleres sirvieron para bajar la teoría a la praxis:

1. María y la formación del hombre nuevo

2. El P. Kentenich, un padre y autoridad para imitar

3. El Santuario, Tabor y taller del hombre nuevo

4. La conciencia de instrumento de María

5. Al encuentro con el Dios de la vida: la fe práctica en la divina providencia.

También se analizaron categorías kentenijianas aplicadas a diversas áreas: la familia (Carlos y Marta Gabetta – Córdoba), el compromiso social (Patricia Piñeyro – La Plata), la juventud (Juan Saralegui – La Plata) y los colegios (Hna. María del Carmen Sörös).

Por las noches hubo vivencias muy significativas, como el relato de la Hna. Petra de sus experiencias con el P. Kentenich en Milwaukee, amenizado por un cuarteto vocal de City Bell, y un momento de oración y meditación, en la víspera del día del 18: “al encuentro con María de la Alianza”. Las Eucaristías en la Iglesia de Dios Padre marcaron religiosamente todo el Congreso.

Una de las múltiples enseñanzas que dejó este encuentro, es constatar la fuerza y sinergia que se genera al trabajar juntos. El “equipo de animación de directivos” de los colegios adheridos al CCK (“Círculo de Colegios kentenijianos) y el colegio Mater ter Admirabilis, pusieron su impronta original. Los docentes mostraron una rica paleta de experiencias, nacidas de la reflexión y el corazón de gente enamorada de la pedagogía y espiritualidad kentenijianas.

La riqueza de las exposiciones, el intercambio en los talleres, las vivencias compartidas en lo pedagógico y en lo espiritual, abrieron surcos esperanzadores y dejaron interrogantes para seguir profundizando y plasmando una misión que, a pesar de los años, no ha perdido actualidad. En un mundo como el que vivimos, la pedagogía kentenijiana tiene mayor vigente que nunca.

El Congreso empieza ahora, en la vida concreta del día a día. El último legado del Padre Kentenich alienta en la tarea: “Alegres por la victoria, seguros de la victoria, vamos conMaría, hacia los tiempos más nuevos”.

Las conferencias, paneles y mesas redondas fueron grabadas y filmadas. Están a disposición y pueden adquirirse en el Centro Pedagógico José Kentenich: info@centropedagogico.org.ar